22 de noviembre de 2023.-El huracán Otis ha dejado una huella devastadora en Acapulco, afectando drásticamente la principal fuente de ingresos de la ciudad: el turismo. Los estragos del fenómeno meteorológico se reflejan en el 80% de los hoteles y el 95% de los comercios afectados en la zona.

Con aproximadamente 250,000 familias damnificadas, 48 personas fallecidas y 26 desaparecidas, la magnitud de la tragedia ha generado una crisis humanitaria en la región. La gobernadora de Guerrero, Evelyn Salgado, ha señalado que la reactivación del turismo será un proceso que llevará tiempo, ya que se requieren reparaciones sustanciales y apoyos sociales para la recuperación integral de la zona.

La población de Acapulco, a pesar de las dificultades, se ha lanzado de lleno a la tarea de desescombro y reconstrucción con el objetivo de reactivar la actividad turística lo más pronto posible. Este esfuerzo comunitario refleja la resiliencia y determinación de la ciudadanía para superar los desafíos y revitalizar la economía local.

En este contexto, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha anunciado su compromiso de apoyar a los empresarios del sector turístico de Acapulco. Estas medidas buscan facilitar la recuperación económica y la reconstrucción de la infraestructura turística, vital para la estabilidad y prosperidad de la región.

En resumen, el huracán Otis ha dejado consecuencias significativas en el turismo de Acapulco, pero la comunidad, junto con el respaldo gubernamental, está trabajando incansablemente para superar la adversidad y reconstruir una ciudad que ha sido históricamente un destino turístico emblemático en México.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *