Ciudad de México, 19 de diciembre de 2023 – La Secretaría de Salud de México ha informado que, según la vigilancia genómica del Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica, la subvariante JN.1 del virus SARS-CoV-2 no representa un riesgo mayor para la salud pública. La detección de esta subvariante se realizó el 11 de diciembre en México, descendiente de BA.2.86.

El Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos (InDRE) y el Instituto Nacional de Medicina Genómica (Inmegen), ambos pertenecientes a la Secretaría de Salud, reportaron la presencia de la subvariante JN.1 después de secuenciar 150 muestras de la Ciudad de México.

A pesar de la constante circulación del virus SARS-CoV-2 y la aparición de nuevos sublinajes virales, la evidencia científica actual indica que la subvariante JN.1 no representa un riesgo significativo para la salud pública en comparación con otras variantes.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha evaluado el riesgo de la subvariante BA.2.86, incluido su linaje descendiente JN.1, y ha indicado que el riesgo para la salud pública es bajo, en comparación con otras variantes en circulación, según la evidencia limitada disponible hasta el 2 de diciembre de 2023.

Aunque se destaca la importancia de mantener medidas preventivas para reducir la propagación del virus, el monitoreo epidemiológico en México ha mostrado un descenso en el número de casos de COVID-19 a partir de la semana 35, así como un comportamiento estable en la positividad al virus SARS-CoV-2 en las últimas semanas.

La Secretaría de Salud insta a la población a continuar con las medidas de prevención, como el uso de cubrebocas en caso de síntomas respiratorios, ventilación de lugares cerrados, etiqueta respiratoria, lavado frecuente de manos y la limpieza de superficies de contacto. Además, se recomienda la vacunación como una medida efectiva para reducir el riesgo de casos graves de COVID-19, especialmente en personas con factores de riesgo.

Ante síntomas respiratorios, se aconseja permanecer en casa, usar cubrebocas y buscar atención médica según sea necesario. En casos de mayor gravedad, se insta a buscar atención médica urgente. La población también se alienta a evitar compartir utensilios, mantener la higiene personal y seguir las recomendaciones sanitarias para proteger la salud individual y colectiva.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *