Veracruz a 22 de marzo de 2024.-El gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García Jiménez, ha defendido enfáticamente la efectividad de la estrategia de seguridad de «abrazos, no balazos», refutando críticas y asegurando que, a pesar de la oposición de sus detractores, los resultados obtenidos son innegables y contundentes.

Durante su intervención, García Jiménez presentó datos que respaldan su postura:

  • Homicidios dolosos: Se registra una notable reducción del 52% en comparación con periodos anteriores.
  • Sentencias condenatorias por homicidios dolosos: Experimentaron un significativo aumento del 439%, lo que indica un fortalecimiento del sistema judicial en la persecución y castigo de este tipo de delitos.
  • Secuestros: Se observa una marcada disminución del 91%, lo que sugiere un avance considerable en la contención de esta grave problemática.
  • Sentencias condenatorias por el delito de secuestro: Experimentaron un incremento del 110.71%, reflejando un incremento en la efectividad del sistema legal para procesar y condenar a los responsables de este delito.

El gobernador concluyó su intervención comparando la gestión del presidente Andrés Manuel López Obrador con la de Benito Juárez, insinuando que ambos líderes comparten una visión y determinación similar en la resolución de los problemas nacionales.

Si bien los datos presentados por el gobernador García Jiménez reflejan avances positivos en materia de seguridad en el estado de Veracruz, es importante destacar que la percepción sobre la efectividad de la estrategia «abrazos, no balazos» puede variar según diferentes sectores de la sociedad y expertos en seguridad pública. Es necesario un análisis más amplio y detallado para evaluar de manera integral el impacto de estas políticas en la reducción de la violencia y el crimen en la región.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *