Acapulco, Guerrero a 9 de diciembre, 2023.- Tras 45 días del devastador impacto del huracán Otis en Acapulco, el espectáculo de clavadistas de La Quebrada ha regresado, demostrando la resiliencia de esta icónica tradición. Este espectáculo, uno de los más emblemáticos y tradicionales de Acapulco, es un punto focal para el turismo en Guerrero, y su reapertura es una luz de esperanza durante las festividades decembrinas.

 

El regreso de los clavadistas

El espectáculo de clavadistas de La Quebrada es una atracción turística icónica en Acapulco. Sin embargo, el huracán Otis, de categoría 5, causó estragos en la zona el pasado 25 de octubre. Después de un arduo trabajo de recuperación, los valientes clavadistas han decidido volver a la acción, aunque inicialmente con solo dos horarios de función y la esperanza de que los turistas regresen durante las vacaciones de diciembre.

 

Funciones gratuitas y de pago

La primera función de regreso se llevó a cabo a la 1:00 pm y fue gratuita para el público en general. La segunda función, programada para las 6:00 pm, tuvo un costo de 100 pesos por adulto y 50 pesos para niños. Seis clavadistas, incluyendo a dos menores de edad, se lanzaron desde acantilados de más de 40 metros de altura. Realizaron clavados espectaculares desde alturas de 28 y 35 metros, impresionando a todos los presentes.

 

Un regreso con sentimiento

Giovanni Vargas, uno de los clavadistas, expresó su alegría por la reapertura después de 45 días de lucha y recuperación. Esta primera función fue ofrecida de forma gratuita como un gesto de bienvenida a los lugareños y turistas. Sin embargo, debido a la disminución del turismo después del huracán, los clavadistas planean mantener solo dos horarios de funciones por el momento, con la esperanza de que la temporada navideña traiga un aumento en los visitantes.

 

Un homenaje a las embarcaciones perdidas

Los clavadistas también recordaron a sus compañeros que solían llegar en embarcaciones. Sin embargo, debido a las pérdidas ocasionadas por el huracán en las embarcaciones recreativas y privadas, esta práctica ya no será posible. Es un recordatorio conmovedor de los desafíos que enfrentan, tanto la comunidad de clavadistas como el puerto de Acapulco.

 

Sorpresa en el mar

Además de la emoción del regreso de los clavadistas, los turistas también fueron sorprendidos por la aparición de ballenas en la bahía de Santa Lucía, añadiendo un toque especial a su visita. Este espectáculo natural inesperado dejó a los visitantes maravillados y agradecidos por la suerte de presenciarlo.

 

La reapertura del espectáculo de clavadistas en La Quebrada es un símbolo de la resistencia y la determinación de Acapulco. A pesar de los desafíos enfrentados tras el huracán Otis, esta tradición icónica está lista para deslumbrar a locales y turistas nuevamente. La esperanza es que la temporada navideña atraiga a más visitantes y que la comunidad de clavadistas recupere su vitalidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *