CDMX a 12 de abril, 2024.- El dolor aún palpita en los corazones de las familias afectadas por el colapso del Colegio Rébsamen durante el terremoto del 19 de septiembre de 2017, una tragedia que cobró la vida de 19 niños y 7 adultos. Recientemente, este dolor se ha visto avivado por su uso en el debate político, llevando a los padres de las víctimas a tomar medidas legales para proteger la memoria de sus seres queridos.

 

Francisco Quintero, representante de los familiares de las víctimas, ha anunciado la presentación de un amparo ante el Poder Judicial de la Federación. El objetivo es claro: impedir que las autoridades federales y los consejeros del Instituto Nacional Electoral (INE) utilicen la tragedia del Rébsamen con fines electorales. Este movimiento legal se produce en respuesta a las declaraciones de Xóchitl Gálvez, candidata de la coalición «Fuerza y Corazón por México», durante un reciente debate presidencial donde acusó a Claudia Sheinbaum, candidata de «Sigamos Haciendo Historia», de negligencia en su manejo del colegio antes del sismo.

 

La candidata Sheinbaum, exjefa de Gobierno de la Ciudad de México, respondió en el debate, afirmando su compromiso con la justicia y las víctimas y criticando el lucro con el sufrimiento ajeno. Las palabras de Gálvez han encendido un debate nacional sobre los límites éticos de la política en momentos de tragedia.

 

Los padres de familia y sus representantes legales argumentan que el uso continuado de la tragedia como herramienta política no solo impide su duelo sino que también trivializa la pérdida de vidas humanas. Además, señalan que este tipo de acciones deshonra la memoria de aquellos que perdieron la vida en el fatídico evento.

 

El amparo presentado incluye una lista de entidades y autoridades, desde la Secretaría de Gobernación hasta la Unidad de Normatividad de Medios de Comunicación, exigiendo un alto al uso político de la tragedia y una revisión de las conductas que consideran omisas.

 

La situación resalta una problemática mayor en la política mexicana: el equilibrio entre la libre expresión y el respeto al dolor ajeno. Este caso podría sentar un precedente importante sobre cómo se manejan temas sensibles en la arena pública, especialmente en tiempos de elecciones.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *