25 de marzo de 2024.-En una jugada legal estratégica, Donald Trump aseguró una importante victoria este lunes al obtener un aplazamiento en el pago de una abultada sentencia civil de 454 millones de dólares. El expresidente logró este respiro tras la decisión de una corte de apelaciones estatal de nivel medio que accedió a su solicitud de postergar la ejecución de la sentencia mientras se estudia su apelación en el caso.

El veredicto del pasado 16 de febrero señalaba que Trump había inflado fraudulentamente su patrimonio neto y el valor de sus propiedades inmobiliarias con el objetivo de engañar a inversores y prestamistas. Esta sentencia, que ponía en riesgo una serie de propiedades emblemáticas del magnate, desencadenó una aguda crisis de liquidez debido a los crecientes gastos legales que enfrenta Trump.

La medida concede a Trump un plazo de diez días para depositar una fianza de 175 millones de dólares, evitando así que las autoridades del estado de Nueva York comiencen a embargar sus bienes. Entre estos activos, destacan propiedades de alto valor como el icónico edificio situado en el 40 de Wall Street en Manhattan, símbolo tangible de la trayectoria empresarial del exmandatario.

Ante la amenaza inminente de la confiscación de sus propiedades, Trump había expresado en redes sociales su preocupación por la posibilidad de tener que vender activos a precios reducidos para cumplir con la fianza establecida por la fiscal general de Nueva York, Letitia James. Esta situación, sin duda, agregaba presión a la ya complicada situación financiera del magnate, quien simultáneamente enfrenta desafíos económicos vinculados a su campaña política y a sus costos legales.

El caso en cuestión, presentado por James en 2022, ha sido objeto de intensos debates políticos y mediáticos, con Trump defendiendo su inocencia y denunciando motivaciones políticas detrás de las acusaciones en su contra. En medio de la batalla legal, Trump se mantiene firme en su postura, declarándose inocente en los cuatro casos penales que enfrenta, rechazando cualquier irregularidad en su actuar y cuestionando la validez de la sentencia impuesta en el estado de Nueva York.

La situación legal y financiera de Trump, quien aspira a recuperar la presidencia en las elecciones próximas, sigue siendo objeto de atención tanto en el ámbito nacional como internacional. Sus acciones y declaraciones continúan generando controversia y alimentando el debate sobre la integridad empresarial y moral del que fuera el 45º presidente de los Estados Unidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *