El eclipse solar total del 8 de abril ha generado una gran expectación en todo México, marcando un evento astronómico único que no se repetirá en esta parte del mundo hasta el año 2044. Sin embargo, mientras varios estados del país han decidido suspender clases para permitir que estudiantes y familias puedan presenciar este fenómeno, la Secretaría de Educación Pública (SEP) ha optado por mantener el calendario escolar vigente en la Ciudad de México (CDMX) y el Estado de México (Edomex).

La decisión de la SEP ha suscitado interrogantes entre la población, particularmente entre las familias de estas regiones, quienes se cuestionan por qué no se han suspendido las clases para este día, dada la relevancia del evento astronómico.

Según las autoridades educativas, la determinación de no suspender las clases se fundamenta en varios factores. En primer lugar, el calendario escolar establecido para el ciclo 2023-2024 contempla el retorno a clases después de las vacaciones de Semana Santa justo el día 8 de abril, coincidiendo con la fecha del eclipse solar.

Esta situación implica que cualquier modificación en el calendario requeriría ajustes significativos, lo que podría impactar el cumplimiento de los programas académicos establecidos para el año escolar en curso.

Otro aspecto considerado por la SEP es la visibilidad del eclipse solar total en la CDMX y Edomex, que se espera que no sea tan óptima como en otras regiones del país. Aunque el fenómeno será visible en estas áreas, no alcanzará la oscuridad total experimentada en otros lugares, lo que podría influir en la relevancia del evento como motivo para suspender las actividades escolares.

Además, las autoridades educativas han destacado la importancia de garantizar la continuidad del proceso educativo y el cumplimiento de los días de clase establecidos por ley. En este sentido, la SEP reconoce la relevancia de la educación y procura minimizar las interrupciones en el calendario escolar siempre que sea posible.

Si bien el eclipse solar total del 8 de abril es un evento astronómico de gran magnitud, la SEP ha basado su decisión en consideraciones como el calendario escolar establecido, la visibilidad del fenómeno en las regiones afectadas y la prioridad de garantizar la continuidad educativa en México.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *