Tijuana, BC, 10 de noviembre de 2023 — En un informe reciente sobre la situación de seguridad en Baja California, el secretario de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval, ha reconocido que la entidad ocupa el segundo lugar a nivel nacional en delitos de alto impacto. Este anuncio, realizado durante la conferencia presidencial en Tijuana, resalta los retos significativos que enfrenta la región en materia de seguridad, particularmente en asesinatos y robo de vehículos.

Sandoval destacó que Baja California lidera a nivel nacional en robo de vehículos, mientras que en homicidios dolosos se sitúa como la segunda entidad más violenta, solo detrás de Guanajuato. Según los datos presentados, Baja California registra un notable incremento en el robo de vehículos, pasando de 9,823 casos en 2020 a 11,644 en 2022, y manteniendo una alta incidencia en 2023. En términos de homicidios, la entidad ha alcanzado 12,116 casos al mes de noviembre, triplicando la media nacional.

En un intento por matizar estos desafiantes números, el general señaló que, aunque los niveles de inseguridad se mantienen altos, hay una tendencia a la baja en comparación con los reportes de 2020. Además, resaltó los esfuerzos de las fuerzas de seguridad en el estado, que han logrado decomisar doce millones de pastillas de fentanilo y 921 ampolletas de la misma droga, así como la destrucción de 19 laboratorios de drogas sintéticas.

Por otro lado, la gobernadora del estado, Marina del Pilar Avila, subrayó un aspecto positivo en el informe, destacando que Baja California ha experimentado una significativa reducción en el nivel de pobreza. Según el reporte oficial sobre la evolución de la pobreza en México, la entidad ha disminuido su índice de pobreza del 22.5% al 13.4%, lo que representa que 339 mil bajacalifornianos han salido de esta condición en dos años. La gobernadora atribuyó este avance a la eficacia de los programas sociales a nivel federal.

Este contraste entre los desafíos de seguridad y los avances en la reducción de la pobreza pone de relieve la compleja situación que enfrenta Baja California. Mientras que los esfuerzos en la lucha contra el narcotráfico y la delincuencia organizada continúan, los avances en el ámbito social ofrecen un rayo de esperanza para el futuro de la entidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *