Estados Unidos a 23 de abril, 2024.- El Departamento de Estado de Estados Unidos ha emitido un informe contundente sobre la situación de los derechos humanos en México, señalando específicamente al gobierno de Andrés Manuel López Obrador por su trato hacia la prensa. Según el documento, el presidente mexicano ha incurrido en prácticas de desacreditación pública hacia periodistas, quienes han sido etiquetados como sesgados, partidistas y corruptos, lo cual podría estar afectando gravemente el ejercicio de la libertad de expresión en el país.

 

El informe anual destaca que estas acciones no son incidentes aislados sino parte de una tendencia preocupante donde los periodistas enfrentan no solo críticas desde el más alto nivel de gobierno sino también amenazas y ataques más severos. La sección «Quién es quién en las mentiras» presentada en las conferencias mañaneras ha sido un foco particular de crítica, donde se señalan supuestas falsedades en reportajes y medios, aumentando la presión y el escrutinio hacia la prensa.

 

La violencia contra los periodistas en México también es un punto crucial del informe, señalando que muchos comunicadores han sido víctimas de asesinatos, agresiones físicas, acoso e intimidación tanto por agentes estatales como por miembros del crimen organizado. Esta situación ha contribuido a un alto nivel de impunidad y ha fomentado un ambiente de autocensura entre los medios de comunicación.

 

Además, el informe recuerda incidentes específicos como la divulgación por parte de López Obrador del correo electrónico y número telefónico de Natalie Kitroeff, periodista del New York Times, después de una investigación que implicaba a asociados del presidente con el crimen organizado. Este y otros ataques contra medios internacionales como The Financial Times y The Economist subrayan una postura cada vez más hostil hacia la prensa tanto nacional como internacional.

 

Este análisis del Departamento de Estado refleja una creciente preocupación internacional sobre las políticas de comunicación y los derechos humanos bajo la administración de López Obrador, sugiriendo que las actitudes oficiales pueden estar comprometiendo la democracia y la libertad de prensa en México.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *