En su camino hacia la alcaldía de Cuajimalpa, Carlos Orvañanos, el candidato representante de la «Alianza Va por la CDMX», ha prometido una administración libre de corrupción y completamente enfocada en la inclusión de la ciudadanía en la toma de decisiones.

Aseguró que, de ser elegido en las próximas elecciones de junio, su gestión se caracterizará por una constante rendición de cuentas y un gobierno que fomente la participación activa de los vecinos en las decisiones públicas, así como buscar el consenso.

Orvañanos destacó su compromiso de mantener un gobierno abierto, siempre atento a las inquietudes de los ciudadanos y decidido a cumplir con su deber de servir conforme a la Constitución.

“Aquí no habrá moches para los cuates empresarios ni mucho menos vamos a tolerar obras opacas en Santa Fe como se toleró por años; aquí los vecinos tendrán mando para conocer los proyectos inmobiliarios ya sean condominales, comerciales o empresariales”, agregó.

El aspirante a la alcaldía también anunció planes para mejorar los servicios de atención al ciudadano, para lo cual extenderá los horarios de atención e incorporará servicios especiales durante los fines de semana. Esto, dijo, es reflejo de «la sensibilidad institucional para proveer al vecino las herramientas o información necesaria en gestiones específicas”.

Asimismo, Orvañanos prometió una administración transparente, alejada de prácticas de corrupción, nepotismo y desvío de fondos públicos. Criticó la centralización de gastos en la administración de Claudia Sheinbaum y la falta de transparencia en las finanzas de la ciudad.

“Aquí no vamos a caer en corrupción para comprar patrullas, no habrá nepotismo, ni nóminas alternas para los cuates, mucho menos desviar el dinero público para proyectos personales”, declaró firmemente.

El candidato también lamentó el manejo de los recursos por parte del gobierno actual, argumentando que ha facilitado la corrupción dentro de Morena, y mencionó un estudio del World Justice Project que posiciona a la Ciudad de México como una de las más corruptas a nivel global.

“Eso se lo debemos a la 4T y a Morena; la organización World Justice Project reveló en un estudio elaborado entre 2022 y 2023, que la capital del país era de las más corruptas en el mundo, en aspectos como sobornos, influencias inapropiadas o apropiación indebida de fondos. La corrupción es un mal que Morena y la Alcaldía de Cuajimalpa nos busca heredar, pero nosotros la vamos a combatir de una manera seria y de la mano con los vecinos”, sentenció.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *