San Andrés Cholula, Puebla, 4 de marzo de 2024. En el marco del conversatorio «De la reflexión a la acción» celebrado en la Universidad Iberoamericana, Alejandro Armenta, destacó la importancia de adoptar una visión integral y humanista para combatir la pobreza y la desigualdad en México. Contrario a las soluciones temporales y superficiales como la pavimentación de calles, Armenta abogó por políticas de Estado que trasciendan las administraciones de turno y se enfoquen en el bienestar colectivo a largo plazo.

Durante su participación, Armenta criticó la efímera naturaleza de las políticas públicas que cambian con cada gobierno y resaltó la necesidad de un enfoque sostenido que encare las raíces de la desigualdad con un espíritu de humanismo mexicano. El académico citó los avances logrados por el gobierno federal actual en la reducción de la brecha de desigualdad, a pesar de los retos impuestos por la pandemia de COVID-19, el conflicto en Ucrania y las fluctuaciones en los precios del petróleo. Estos éxitos se atribuyen a una estrategia gubernamental que ha logrado disminuir la corrupción y fomentar la justicia tributaria, cerrando las puertas al privilegio fiscal que antes permitía condonaciones millonarias.

Armenta también enfatizó el papel crucial del respeto a los derechos humanos y la responsabilidad del Estado y el gobierno de atender a los grupos vulnerables. Criticó la postura mercantilista de quienes ignoran el humanismo y señaló las becas y apoyos a personas con discapacidad, jóvenes en situaciones de vulnerabilidad, madres solteras e indígenas como herramientas clave para impulsar el desarrollo social y económico.

Por último, el maestro sostuvo que para verdaderamente reducir la pobreza, es esencial adoptar procesos integrales de desarrollo económico que creen círculos virtuosos y fomenten la regionalización, asegurando así una distribución equitativa de la riqueza. Este llamado a la acción resonó entre los académicos presentes, incluido el rector de la Iberoamericana, Mario Ernesto Patrón Sánchez, subrayando la urgencia de replantear las estrategias de combate a la pobreza en México desde una perspectiva más humana y sustentable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *