El líder nacional del Partido Acción Nacional (PAN), Marko Cortés Mendoza, no titubeó al proclamar este martes la impugnación de los resultados electorales del pasado 2 de junio, que otorgaron una aparente victoria a la candidata morenista Claudia Sheinbaum. En un enérgico comunicado, Cortés denunció lo que calificó como una «elección de Estado», alegando irregularidades que empañaron el proceso electoral.

«Reconocemos que los resultados del PREP no nos favorecen, pero también denunciamos que no fue una contienda ni limpia ni legítima, que la cancha nunca estuvo pareja», declaró Cortés. Afirmó que los equipos legales del PAN están inmersos en la revisión minuciosa de las actas para contrastarlas con los cómputos distritales programados para el próximo miércoles.

Cortés arremetió contra el presidente Andrés Manuel López Obrador, acusándolo de intervenir en la elección y violar repetidamente la constitución y la ley electoral. Alegó que el desvío y despilfarro de recursos generaron una enorme inequidad en la contienda, socavando la integridad del proceso.

Expresando gratitud a los votantes que respaldaron a los candidatos de la alianza «Fuerza y Corazón por México», especialmente a Xóchitl Gálvez, Cortés aseguró que el PAN continuará defendiendo los intereses de México desde el Congreso de la Unión y sus gobiernos locales.

El líder del PAN celebró los triunfos en diversas localidades a pesar de las adversidades, destacando victorias en Aguascalientes, Colima, Chihuahua, Chilpancingo, Cuernavaca, Ciudad Victoria, Hermosillo, Guanajuato, Querétaro, Mérida, Monterrey, Morelia, San Luis Potosí y Zacatecas.

Además, Cortés subrayó que el PAN sigue siendo la segunda fuerza política de México, gobernando a más de 30 millones de personas a través de sus administraciones locales y manteniendo una sólida presencia en el Senado y la Cámara de Diputados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *