Nuevo León a 25 de octubre, 2023.- Nuevo León se encuentra en el centro de la atención nacional. Samuel García, gobernador de esta entidad, ha dejado entrever sus intenciones de buscar la presidencia de México en 2024, generando un debate político y jurídico sobre el protocolo a seguir.

 

La incertidumbre comenzó cuando Samuel García acudió al Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) para clarificar la normativa sobre su solicitud de licencia. Según fuentes de Milenio, García Sepulveda deseaba conocer los requisitos específicos para ser candidato presidencial por Movimiento Ciudadano (MC) y la posibilidad de licenciarse de su actual puesto gubernamental.

 

El núcleo de la controversia gira en torno a una disposición constitucional: cualquier aspirante presidencial que ocupe un cargo público debe separarse de este con seis meses de anticipación a las elecciones.

 

Este planteamiento se complicó más cuando Samuel García presentó una solicitud de licencia al Congreso de Nuevo León. En el documento, el gobernador recordó la necesidad de su separación temporal de funciones para cumplir con los requisitos electorales. Sin embargo, el Congreso, a través de la Comisión de Gobernación, solicitó precisiones, como la duración de la licencia y la fecha exacta del inicio de su ausencia.

 

La situación actual refleja la complejidad y la tensión inherente al proceso electoral. Por un lado, existe un mandatario estatal con aspiraciones presidenciales claras; por otro, un Congreso que busca claridad en el procedimiento.

 

Lo que está claro es que la resolución de esta situación no solo determinará el futuro político de Samuel García, sino que también puede sentar precedentes para futuras contiendas electorales.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *