Durante la administración de Octavio Romero Oropeza al frente de Petróleos Mexicanos (PEMEX), la empresa experimentó notables avances, siendo uno de los más destacados la basificación de 30 mil trabajadores, que se concretará al cierre de su gestión.

Este logro, que será cumplido en el periodo comprendido entre 2019 y el final del sexenio, refleja el compromiso de la empresa con la estabilidad laboral y la implementación de criterios justos en la toma de decisiones.

“De esto casi no se habla, pero es muy importante. Las basificaciones han seguido el criterio que definió el Presidente Andrés Manuel López Obrador, esto es: para basificar trabajadores transitorios se debía respetar la antigüedad, no influyentismos, aquí ha sido estrictamente ese criterio”, destacó el directivo.

En términos de desglose, de las bases otorgadas al cierre de 2023, 20 mil 356 fueron destinadas a trabajadores sindicalizados, mientras que 4,016 se asignaron a empleados de confianza. Estos números demuestran el compromiso de PEMEX con la equidad y la justicia laboral.

El Programa Bienestar Laboral implementado por la empresa también ha sido fundamental en estos logros. A través de este programa, trabajadores como Arturo Marín Alvarado, con 27 años de servicio como transitorio, han sido beneficiados al ser basificados, evidenciando el impacto positivo de las políticas laborales de la empresa.

Además de las basificaciones, el programa generó 72 mil 594 ascensos, distribuidos entre 65 mil 384 para personal sindicalizado y 7 mil 210 para empleados de confianza. Romero Oropeza resalta la importancia de estos ascensos al reconocer la antigüedad, incluso llegando a basificar a trabajadores con hasta 35 años de servicio como eventuales.

El director de PEMEX enfatizó que, a pesar de los cambios, no se ha registrado un aumento en el gasto de servicios personales. Este equilibrio financiero se logró mediante una gestión eficiente de ascensos, jubilaciones y entrega de plazas.

La justicia laboral, impulsada por instrucciones directas del Presidente López Obrador, ha sido una prioridad en la administración de PEMEX. Además de la basificación, la empresa adoptó compromisos para mejorar la operatividad, abordar problemas vinculados a la jubilación, otorgar ascensos por escalafón y reducir la burocracia, contribuyendo así a un entorno laboral más justo y equitativo.

En su portal, PEMEX reafirma su compromiso de garantizar a todos los trabajadores el respeto y cumplimiento de los derechos y prestaciones establecidos en la ley como irrenunciables.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *