Duplicar el reúso de agua a 56.4 millones de metros cúbicos y reducir su uso en un 39% en las refinerías son los objetivos que Petróleos Mexicanos (PEMEX) se fijó para el 2030, dentro de su Plan de Sostenibilidad.

Con el fin de implementar el mejor uso del agua en sus operaciones de transformación industrial, la empresa productiva del Estado, respaldada por el documento aprobado por el Consejo de Administración, anticipa una reducción del uso del agua del 42 por ciento en los Complejos Procesadores de Gas (CPG).

Respecto a la producción de amoniaco, el plan de la empresa indica una reducción del 9% en el uso del agua, además de un 50% en metanol y aromáticos, y un 76% en derivados del etano.

Es importante señalar que, se invirtieron más de nueve mil millones de pesos en la agenda de sostenibilidad, componentes ambientales y de seguridad industrial en 2023.

La petrolera mexicana, de acuerdo con su plan en materia de sostenibilidad, pretende reducir y mitigar el impacto ambiental, y fortalecer las acciones para la conservación de la biodiversidad, al destacar el tema del agua como el segundo factor más relevante para sus operaciones y las diversas partes interesadas.

Bajo el pilar Medio ambiente, PEMEX pone énfasis en el cuidado del agua, una acción prioritaria dentro de los temas clave del sector de petróleo y gas, al facilitar no solo el cumplimiento de compromisos internacionales sino también la obtención de ahorros.

Para el 2030, la empresa productiva del Estado tiene como objetivo clave reducir las emisiones de metano en un 30%, y también apunta a limitar la quema rutinaria de gas al 2% para 2024, con el fin de alcanzar un cero por ciento en seis años más.

“A través del Plan de Sostenibilidad, PEMEX refrenda su compromiso con el desarrollo sostenible; proporciona los elementos para guiar las actividades de las y los trabajadores petroleros hacia una administración responsable de los recursos, privilegiando una gestión eficiente del entorno”, destacó el director general de PEMEX, Octavio Romero Oropeza.

La diversificación de ingresos y la mitigación de riesgos de transición, en el contexto de una ambición climática global, son metas que la empresa productiva del Estado busca alcanzar a través de oportunidades de negocio de bajo carbono.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *