En noviembre de 2022, una multitud de ciudadanos salió a las calles para respaldar al Instituto Nacional Electoral (INE), rechazando enérgicamente la reforma electoral propuesta por el oficialismo en el Congreso de la Unión y respaldada por el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

Este sentimiento se volvió a manifestar en febrero de 2023, cuando se convocó otra marcha con el mismo propósito de defender la integridad del INE. Sin embargo, sorprendentemente, muchos de aquellos que participaron en esas manifestaciones ahora cuestionan y critican al INE, acusando un supuesto fraude electoral en los comicios del 2 de junio, sin presentar pruebas sólidas al respecto.

El periodista Carlos Loret de Mola abordó este cambio de postura en su programa de noticias en LatinUs, señalando que figuras como Xóchitl Gálvez, quien había liderado la defensa del INE, y los partidos políticos que respaldaron esa postura, ahora lanzan ataques contra el organismo electoral.

En una entrevista con Loret de Mola, Lorenzo Córdova, ex presidente del INE, destacó la contundencia del triunfo de Morena en las elecciones pasadas, calificándolo de «incontestable». Desestimó las acusaciones de fraude, afirmando que el único fraude presente es el discurso del fraude mismo.

Córdova explicó que el recuento del 60% de las actas electorales, a raíz de las quejas de los partidos de oposición, es resultado del principio histórico de «voto por voto, casilla por casilla». Este proceso se ha vuelto común en cada elección debido a las reformas introducidas en 2007, las cuales establecieron varias causales para proceder al recuento de votos en casillas bajo ciertas circunstancias.

Recordó que en la elección presidencial de 2018, donde AMLO ganó de manera abrumadora, se realizó un recuento del 60% de las casillas, y en las elecciones legislativas de ese mismo año, se recontó el 65%, sin que esto modificara significativamente los resultados.

Córdova expresó confianza en que, una vez que se complete el recuento de votos, se demostrará la precisión del conteo realizado por los ciudadanos capacitados para esa tarea, reafirmando la integridad del proceso electoral.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *