CDMX a 2 de marzo, 2024.- Una preocupante denuncia ha sacudido el ámbito de la cirugía estética en México, revelando presuntas prácticas irregulares por parte de asociaciones civiles y grupos de médicos que han monopolizado esta lucrativa industria. Según datos alarmantes, el negocio de las cirugías estéticas en el país asciende a tres mil millones de dólares, colocando a México en el tercer lugar a nivel mundial en este tipo de intervenciones.

 

El Colegio Nacional de Médicos Quirúrgicos y Cirugía Estética ha levantado la voz, solicitando al presidente de la nación, Andrés Manuel López Obrador, que se establezca un orden en la determinación de los médicos que pueden ejercer esta especialidad. Se enfatiza la necesidad de garantizar que los profesionales cuenten con una formación completa y cumplan con todos los requisitos establecidos por la ley de salud para el ejercicio de la cirugía estética.

 

Los médicos especialistas formados a través de programas nacionales de residencias médicas, certificados por sus respectivos consejos de especialidades, reclaman que, a pesar de contar con posgrados de posgrados de Alta Especialidad en Cirugía Estética, se les impide ejercer su profesión por no pertenecer a alguna asociación civil de cirujanos plásticos y reconstructivos. Esta exclusión injustificada está privando a médicos altamente capacitados de la oportunidad de ejercer su vocación.

 

La denuncia, de alcance nacional, resalta la necesidad de poner atención a este tema urgente. Más allá de señalar a la profesión, lo que se busca es garantizar que los médicos profesionales preparados tengan la oportunidad de ejercer su labor en condiciones justas y equitativas. Es imperativo que las autoridades atiendan esta denuncia y tomen medidas para garantizar la transparencia y la igualdad de oportunidades en el campo de la cirugía estética.

 

Ante esta situación, el presidente López Obrador ha sido informado de la denuncia y se espera una respuesta por parte de las autoridades competentes. Es crucial que se tomen medidas para corregir estas presuntas irregularidades y asegurar que el ejercicio de la cirugía estética en México sea ético, profesional y transparente.

 

En medio de esta controversia, la sociedad espera que se garantice el acceso a servicios médicos de calidad y se proteja la integridad de los pacientes, mientras se promueve un ambiente de igualdad y justicia para todos los profesionales de la salud en el país.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *