El presidente Andrés Manuel López Obrador reafirmó su compromiso de retirarse por completo de la vida política del país una vez que finalice su mandato y entregue la banda presidencial a Claudia Sheinbaum Pardo, virtual presidenta electa de México.

En una declaración contundente, el mandatario aseguró que eliminará todas sus cuentas en redes sociales y se retirará por completo de la escena pública, rechazando cualquier insinuación de que intervendrá en la administración de Sheinbaum.

«Le voy a entregar la banda y adiós, yo me jubilo, y nunca he actuado de manera inconsecuente (…) terminó mi ciclo, me voy a ir muy contento», afirmó López Obrador.

En un gesto de humildad y desprendimiento del poder, López Obrador enfatizó que no buscará mantenerse en el centro de la atención política, rechazando cualquier comparación con figuras mesiánicas o caciquiles.

«Yo ya termino y no vuelvo a participar en ninguna actividad pública, nada ni una conferencia, voy a cancelar mis cuentas en las redes sociales, no voy a recibir a nadie», anunció el presidente saliente.

López Obrador destacó que se retirará a vivir al rancho de su familia, donde buscará tiempo para reflexionar y dedicarse a la escritura, aunque no reveló detalles sobre el tema de su próxima investigación.

El presidente también adelantó su intención de proponer un recorrido por algunas regiones de México a Sheinbaum durante su próxima reunión, como parte de su compromiso con la transición democrática y la continuidad del proyecto de gobierno que encabeza.

Tras las elecciones, López Obrador ha destacado públicamente las virtudes y el compromiso de Sheinbaum, subrayando su contribución a la lucha política durante varios años. Con este gesto, el presidente saliente reitera su compromiso con una transición pacífica y democrática en México.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *