En un histórico paso hacia la inclusión lingüística y la democratización de la información, el Instituto Nacional Electoral (INE) de México llevará a cabo la interpretación simultánea de los tres debates presidenciales en maya, náhuatl y tsotsil. Esta iniciativa, en reconocimiento de la importancia de las lenguas indígenas como parte integral de la identidad nacional, marca un hito en los derechos a la información y político-electorales de las personas indígenas del país.

El INE, siguiendo criterios del Instituto Nacional de Lenguas Indígenas (INALI), ha seleccionado el maya, el náhuatl y el tsotsil debido a su prominencia como las lenguas indígenas más habladas y aquellas con mayor población monolingüe en México. Los debates, que tendrán lugar los días 7 y 28 de abril, así como el 19 de mayo de 2024, serán transmitidos en el canal de YouTube del INE, así como en sus redes sociales y página web.

La interpretación simultánea, un proceso que busca mantener la fidelidad y objetividad de los discursos originales, será llevada a cabo por intérpretes seleccionados por su imparcialidad, claridad y objetividad. Además, para promover la participación de las comunidades indígenas en este proceso electoral, se producirán cápsulas promocionales en seis lenguas indígenas adicionales: mixteco, ralámuri, wixárica, así como las ya mencionadas maya, náhuatl y tsotsil.

Esta iniciativa no solo busca garantizar el acceso a la información electoral en las lenguas maternas de las comunidades indígenas, sino que también cumple con lo establecido en la Ley General de Derechos Lingüísticos de los Pueblos Indígenas de México. Esta ley reconoce el derecho de los mexicanos a comunicarse en su lengua materna en cualquier asunto público o privado, así como el deber del Estado de asegurar la difusión de la diversidad lingüística y cultural del país.

En este sentido, el INE se posiciona como una institución comprometida con la inclusión y el respeto a la diversidad cultural y lingüística de México. La interpretación simultánea de los debates presidenciales no solo es un acto de justicia lingüística, sino también un paso hacia una democracia más participativa e inclusiva.

La agencia encargada de las interpretaciones, Chikón Alternativas, se compromete a promover y difundir propuestas alternativas de arte y cultura indígena contemporánea, consolidando así el papel de las lenguas indígenas en el panorama cultural y político de México.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *