El presidente de la Comisión del Voto de los Mexicanos en el Extranjero del Instituto Nacional Electoral (INE), Arturo Castillo, admitió un error de comunicación que ha desencadenado problemas en el proceso electoral. Según Castillo, se envió un correo genérico a los mexicanos residentes en el extranjero informándoles sobre la improcedencia de su registro para votar, sin explicar las inconsistencias específicas detectadas en cada caso. Esta falta de claridad y precisión en la comunicación ha generado molestias e incluso desconfianza en el INE y su proceso electoral.

«El hecho de que su registro haya resultado improcedente no significa que no puedan votar, sí van a poder votar», aseguró el consejero Castillo, buscando tranquilizar a los ciudadanos afectados.

El INE encontró la semana pasada 39 mil registros con irregularidades, según comentó la consejera Carla Humphrey. Entre estas inconsistencias, más de 18 mil registros presentaban firmas falsificadas, fotos de firmas, direcciones IP de donde se mandaron múltiples solicitudes, comprobantes de domicilio de empresas falsas, entre otras.

Durante el pasado fin de semana, decenas de connacionales expresaron en redes sociales haber sido excluidos del listado nominal para votar, a pesar de haber cumplido con todos los requisitos. Estas quejas alimentaron la especulación sobre un posible fraude electoral, aunque el INE ha negado tales acusaciones.

«No, el INE no está haciendo ningún fraude», afirmó Castillo. «Estamos realizando una revisión técnica para garantizar la confiabilidad de la lista electoral».

La consejera Claudia Zavala subrayó que no se está excluyendo a nadie del proceso electoral, sino que se está trabajando en aclarar las inconsistencias. Los ciudadanos afectados deben ponerse en contacto con el INE antes del 5 de mayo para corregir cualquier error y volver a figurar en el listado para votar el 2 de junio.

En respuesta a estas preocupaciones, los partidos políticos han solicitado que se inicie un proceso para subsanar automáticamente los errores que pudieron afectar a personas que sí cumplían con los requisitos. Incluso, embajadores de México en distintos países fueron dados de baja debido a supuestas «inconsistencias» en sus inscripciones.

El gobierno de México está evaluando la situación y buscará garantizar que el mayor número posible de connacionales en el extranjero puedan ejercer su derecho al voto en las próximas elecciones. Sin embargo, estas acciones no han disipado completamente las preocupaciones sobre posibles problemas postelectorales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *