Una serie de acusaciones ha colocado bajo escrutinio a Masari Casa de Bolsa y a sus principales directivos, quienes enfrentan denuncias ante una diversidad de entidades financieras y legales por probables delitos financieros.

La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), el Servicio de Administración Tributaria (SAT), la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción, la Procuraduría Fiscal de la Federación y la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) recibieron informes que sugieren la posible realización de actos delictivos, que incluyen presuntas operaciones con recursos de origen ilícito.

Las acusaciones señalan un esquema de lavado de dinero en el que se verían involucrados los principales directivos de Masari Casa de Bolsa: Adolfo Galván Romero, Diego Terán López y Manuel Herrejón Suárez. Destacan, especialmente, la vinculación de Herrejón Suárez con Alejandro Moreno, presidente del Partido Revolucionario Institucional (PRI), quien además se ostenta como secretario de Vinculación Empresarial del CEN del PRI.

La trayectoria de Masari Casa de Bolsa se remonta a 2008, cuando obtuvo autorización de la CNBV para operar como intermediaria en transacciones financieras, cambiarias y de valores, cambiando su denominación de Masari Casa de Cambio S.A. de C.V. a Masari Casa de Bolsa S.A.

Sujeta a la regulación establecida por la Ley del Mercado de Valores, el Banco de México y la CNBV, Masari Casa de Bolsa ha enfrentado sanciones previas. En 2020, el Banco de México impuso dos multas por deficiencias en operaciones con divisas y metales finos amonedados.

A esto se suma una multa impuesta en noviembre de 2021 por la CNBV, ascendente a 403 mil pesos, debido a infracciones a la Ley del Mercado de Valores. Sin embargo, se constata que esta multa no ha sido cancelada, ya que la entidad sancionada ha presentado un juicio de nulidad.

El documento presentado sugiere un patrón de litigiosidad por parte de Masari Casa de Bolsa contra instancias reguladoras. Entre las medidas solicitadas se encuentra la revocación de la autorización otorgada por la CNBV para operar como Casa de Bolsa, así como la intervención inmediata de sus instalaciones ubicadas en Prado Norte, Lomas de Chapultepec, Ciudad de México, en respuesta a las acusaciones formuladas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *