En un esfuerzo por reafirmar su dominio en la Ciudad de México, MORENA pone en juego una de sus cartas más fuertes: Lorena Villavicencio, con el objetivo de arrebatar la Alcaldía de Álvaro Obregón al PAN. La estrategia no solo se centra en recuperar un territorio clave, sino también en destacar las presuntas corruptelas de la actual alcaldesa, Lía Limón.

Con las candidaturas a gubernaturas ya definidas, MORENA se enfoca ahora en las elecciones locales, y específicamente en las 16 alcaldías de la Ciudad de México. Los aspirantes a las candidaturas tienen hasta el 15 de noviembre para registrar sus intenciones, y en este escenario, Lorena Villavicencio emerge como una figura prominente.

Villavicencio, con una amplia trayectoria que incluye roles como diputada federal, asesora, activista, consultora, empresaria, investigadora y periodista, se ha destacado por su compromiso con la equidad de género, diversidad e inclusión. Ahora, busca llevar estos valores a Álvaro Obregón, donde su proximidad a la comunidad y reconocimiento por su trabajo la posicionan como una candidata fuerte para MORENA.

Por otro lado, Lía Limón, actual alcaldesa de Álvaro Obregón, enfrenta un escenario complicado. Antes de aspirar a la Jefatura de Gobierno, deberá afrontar las acusaciones sobre supuestos malos manejos en su administración. Su capacidad para resistir el embate de MORENA y mantener su posición está en duda.

La pregunta que se cierne sobre Álvaro Obregón es clara: ¿Logrará MORENA recuperar este bastión perdido, o Lía Limón resistirá el embate y mantendrá su posición? El tiempo avanza, y la decisión final recaerá en manos de la ciudadanía, que actuará como juez en esta crucial contienda electoral.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *